Entrada: La relación terapéutica. 

Podemos pensar que si acudimos a terapia, el psicólogo o la psicóloga que me atienda tiene la respuesta que yo llevo buscando durante mucho tiempo. 

Tu psicoterapeuta tiene una función clara, ser acompañante del proceso que has decidido comenzar. Quizá de alguna sesión salgas con más dudas que certezas, y eso está bien. Conocernos no es fácil, requiere de tiempo. 

Como psicoterapeuta, lo que yo tengo es una linterna, y te ayudaré a iluminar aquello que necesites en cada momento. Durante este tiempo que trabajemos conjuntamente

A veces, cuando escuchamos a nuestras amistades hablar de su terapeuta y de su experiencia en consulta, nos puede sorprender que una persona se encuentre cómoda hablando de temas íntimos o privados con alguien que no conocen. Esto lo conseguimos gracias al vínculo terapéutico. 

Todas las emociones tienen un por qué. 

Tendemos a pensar que las emociones se clasifican en buenas y en malas. Además, damos por hecho que hay cosas que no debemos sentir, y que estaríamos mejor sin ellas. ¡Qué valientes seríamos si no existiera el miedo. Sorpresa…. No. 

Nada más lejos de la realidad. Me gusta entender las emociones como alarmas que nos trasladan información relevante. Si algo me da miedo, lo más probable es que lo perciba como un peligro. Si algo me enfada, estoy recibiendo 

¿Qué opinas de esto? ¡Te leo en comentarios!

Etiquetas relacionadas

Comparte:

Alicia Méndez, psicóloga

Alicia Méndez, psicóloga

A los 18 años, tuve la gran suerte de no haber entrado en la carrera de medicina. Eso me dio la oportunidad de descubrir mi gran pasión: la psicología.
Estudié el Grado de Psicología en la Universidad de Salamanca y sin duda, esto fue lo que confirmó que mi futuro estaba ligado al estudio de la mente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recomendados

Ir al contenido